Home»BARRIO INDUSTRIAL»Misa criolla en la rural de San José

Misa criolla en la rural de San José

MISA CRIOLLA EN LA RURAL
El P. Severino Fleig, párroco de la Parroquia del Barrio Industrial y del Barrio Exposición, presidió la Misa Criolla en el marco de la 76ª Exposición de Ganado Lechero organizada por la Asociación Rural de San José.

La misa fue celebrada en el ruedo de ovinos, en el predio de Exposiciones de la Asociación Rural de San José.

El P. Severino, agradeció el espacio de la Misa, a los dirigentes de la Asociación Rural de San José, presentó a quienes acompañaban la Santa Misa en los cantos de la celebración, “nos ayudan en la animación  Roberto Fassani y su señora Rosita  y Lourdes Larrañaga.

Desarrolló una reflexión centrada en la actividad del campo y las particularidades de esta Exposición “Una expo entre tapabocas  y alcohol en gel, pero con entusiasmo  al 100%”, haciendo referencia a una nota del periódico local, Primera Hora.

Compartimos la Homilía del P. Severino

Esta no es una estampita, es un aviso de un diario local, que dice. “Una expo entre tapabocas y alcohol en gel, pero con entusiasmo al 100%”.

Y para algunos para llegar a estos 100% no puede faltar una celebración de acción gracias hacia aquel que es el autor de la creación y quien con la ayuda de cada uno está perfeccionando día tras día este hermoso mundo.

Con alegría y entusiasmo hacemos nuestra celebración en acción de gracias. Nos ayudan en la animación Roberto Fassani y su señora Rosita y Lourdes Larrañaga.

Y para algunos para llegar a estos 100% no puede faltar una celebración de acción gracias hacia aquel que es el Autor de la creación (Dios) y quien con la ayuda de cada uno está perfeccionando día tras día este hermoso mundo. Con alegría y entusiasmo hacemos nuestra  celebración en acción de gracias.

NAVIDAD ANTICIPADA
En la ambientación tenemos algo como Navidad anticipada.

En el Nacimiento de Jesús en Belén, al hacer sus primeros pasos por este mundo, no podían faltar los animales como lo tenemos aquí. No podían faltar sobre todo personas como ustedes, y nosotros. Emprendedores y emprendedoras tanto del campo como de la ciudad con sus artículos  especiales. Por eso tenemos productos de origen animal y muchas artesanías.

Hay más  elementos aun que  muestran el desarrollo intelectual como estas maquinarias sofisticadas, los tractores computarizados, nuevas salas de ordeñe… y cosas importadas…

Yo mismo soy un sacerdote importado, soy alemán pero moviéndome siempre cerca de aquí entre los departamentos Florida, Durazno y San José y aquí estoy actualmente en la Parroquia del Barrio Industrial. A ella pertenece también  este Barrio Exposición. Por esto estoy celebrando aquí y que durante tantos años estuvo Mons. Arturo, hoy Obispo en Salto.

EXTRANJEROS QUE VISITAN EL URUGUAY
Quiero aprovechar esta oportunidad para contarles algo, una observación que nos puede ayudarnos algo. Durante mis casi 48 años en Uruguay he recibido muchas visitas de familiares y no familiares, que me precisaban para que les muestre este país. Los visitantes han descubierto muchas cosas lindas en Montevideo y en los grandes comercios con sus electrodomésticos de un alto nivel. Y se quedaban pensando… que puede significar mucho o poco.

Fui con las visitas también rumbo al interior del país. Porque Uruguay no es Montevideo  o Punta del Este. Uruguay es el interior. Me acuerdo de que en varios de estos viajes -por ejemplo rumbo a Florida, tuvimos que parar muchas veces, y ¿por qué?

Cruzaban por el camino, en fila india, un lote de vacas, caminando bien despacito hacia su establecimiento o saliendo de  él hacia la pradera. En situaciones así me gritaron: Pare, pare… y todos bajaban para sacar fotos…

Luego siguieron los comentarios: Que orden… ¿cómo saben a donde tienen que ir.  Ninguna se adelanta, ninguna se atrasa

Y, que sorpresa aun cuando visitamos algún tambo, viendo como cada vaca espera su turno y se ubica en su lugar.

Y siguieron haciendo más comentarios y observaciones: que lección para nuestra vida que somos esclavos de un tiempo moderno con su ritmo estresado. Hasta hoy me acuerdo de algunos de estos episodios. Justamente, en este tiempo de la pandemia estamos obligados a bajar un poco nuestras revoluciones y reducir nuestras locuras que en el mundo del campo los animales nos enseñan. Por estas y muchas cosas más debemos agradecer.

Entre muchos ejemplos  tengo uno  más que  me queda  muy especialmente gravado. He podido celebrar muchas veces allá por Casupá la fiesta de San Isidro con una procesión y con bueyes.

Todo esto me daba material para  una catequesis  para los alumnos del Colegio, y  para toda la gente en general  y sobre todo para mí. Estos bueyes, en honor al Santo, caminaban lentamente, paraban cuando ellos lo necesitaban y sobre todo pusieron sus dos cabezas juntos en servicio de una cosa común. Entre ellos  nunca hubo una discusión. Había armonía y paz. Yo lo interpreto así.

Son dos ejemplos para nosotros… y los digo para que observemos lo mucho que podemos aprender de la vida en el campo.

Pero muchos de los que estamos aquí, tenemos también algo de campo, tal vez en el fondo de nuestra casa. La verdadera naturaleza está por todos los lados, solamente la debemos cuidar. Pero a veces, no la vemos porque hemos hecho de ella un basural.

Pero créanme:  donde crece el yuyo, crecen también flores.

La exposición termina hoy y agradecemos a los que, como se dice, a los de arriba, a los principales organizadores. No ha sido fácil para ellos. Pero estamos también nosotros. Cada uno es parte de la exposición   cada uno es una  obra maravillosa en  este mundo. Dios nos ha dado muchos dones y desgraciadamente  hemos perdido o nos hemos olvidado lo que significa colaborar  con  Dios en su obra creadora. El progreso no depende de unos pocos o solo de Dios. El progreso  depende de todos nosotros.

La misma misa en acción de gracias es una  ocasión  de ubicarnos y cuidarnos de un posible estrés. Cada día nos da una oportunidad para parar por un momento, como lo hacen los animales, o lo exigen las diferentes estaciones que dejan a los plantíos su tiempo necesario para crecer y madurar.

Hermanos, y así termino: Leí al principio lo que el diario local dice: Esta es una expo entre tapabocas y alcohol en gel, pero con el entusiasmo al 100%.

No se olviden: si el entusiasmo es a veces menos, solamente 70% o la mitad, 50%. Entonces, acuérdense de una frase del mismo Señor Jesús: “Busquen primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo otro se les será dado por añadidura”.