Home»NOTICIAS»Encuentro Mariano Diocesano

Encuentro Mariano Diocesano

El Domingo 7 de octubre se celebrará un Encuentro Mariano Diocesano, el cual incluirá una procesión y la celebración de la Santa Misa junto a la ermita de la Virgen en la casa de retiros Juan XXIII.

El año 2017 se inauguró y bendijo esta ermita, la cual se construyó junto a la Capilla.

El punto de encuentro será sobre la ruta 11 km 45 (Camino del Vintén) a la entrada a Juan XXIII. A las 11 horas comenzará la procesión hasta la ermita con la imagen de Nuestra Señora de Lourdes junto a la Capilla.

A las 12:45, Mons. Arturo Fajardo presidirá la Santa Misa concelebrada por varios sacerdotes de la Diócesis.

Luego será el almuerzo (los chicos y voluntarios del Hogar Juan XXIII tendrán un servicio de cantina) y se compartirá un espacio de recreación.

El Encuentro Mariano Diocesano se realiza en octubre, Mes del Rosario, ya que ese día (7 de octubre) se celebra la memoria litúrgica de la Virgen del Rosario.

PEDIDO DEL PAPA FRANCISCO
Recientemente también el Papa pidió rezar cada día el Rosario por la Iglesia en este mes de octubre. A través de la Red Mundial de Oración del Papa, el Santo Padre pide a los católicos de todo el mundo que recen con especial empeño el Santo Rosario, invocando a la Virgen María y al Arcángel San Miguel para que ayuden a la Iglesia en estos tiempos difíciles, y la defiendan de los “ataques del demonio”.

Frente a esta situación el Pontífice pide que todos los católicos y todos los fieles, recemos de manera intensa y especialmente cada día del mes de octubre,  el Santo Rosario, para que la Virgen María, “quien siempre estuvo a los pies de la cruz de Jesús y no se dejó vencer por el miedo”, ayude a la Iglesia en estos momentos de dolorosa dificultad; a la vez que invocamos el poder del Arcángel San Miguel, “jefe de los ejércitos celestes y protector de la Iglesia” (Apocalipsis 12, 7-9); para que la defienda de los ataques y trampas del maligno.

Y así, el Papa nos invita al final del Rosario, a concluir recitando una de las invocaciones más antiguas a la Santa Madre de Dios; el “Sub Tuum Praesidium”

“Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita! ”

La oración tradicional a San Miguel escrita por León XIII:

“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén. ”

VIRGEN DEL ROSARIO
Ese día se conmemora la victoria cristiana en Lepanto (Grecia), frente a los turcos otomanos. San Pío V -que había pedido la intercesión de la Virgen para esa batalla- instituyó esta fiesta en agradecimiento a la Virgen. Escribió ese Papa que santo Domingo de Guzmán inventó y luego propagó en toda la Iglesia romana la oración del Rosario o Salterio de la Santísima Virgen María. Son 150 avemarías tantas como los salmos de David. El rezo del Santo Rosario es la devoción mariana por excelencia, recomendada por la Santísima Virgen en diversas apariciones, como por ejemplo en Fátima. Sor Lucía, vidente de Fátima, dijo: “No hay ningún problema que no pueda ser resuelto por el Rosario. No importa lo difícil que sea, ya sea temporal o, sobre todo, espiritual”. Rosario viene de rosa, flor que en la Edad Media simbolizaba la alegría. Hoy el Rosario, modificado por el papa san Juan Pablo II, contempla 20 misterios de la fe y se rezan 200 Avemarías, al recorrer la vida de Jesús y de María.