Home»NOTICIAS»Mons. Arturo recibido por la Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay

Mons. Arturo recibido por la Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay

slide_confraternidad_judeocristiana

El Obispo de San José de Mayo y Presidente de la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Mons. Arturo Fajardo fue recibido por las autoridades de la Confraternidad Judeocristiana del Uruguay.

En el local de la Asociación de Estudiantes y Profesionales Católicos se llevó a cabo esta reunión de la Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay (CJCU) fundada en 1958. Siendo sus copresidentes un católico, un cristiano de las demás confesiones y un judío, electos por los socios de la Confraternidad por un período de dos años, alternándose en la presidencia cada ocho meses. En este ejercicio los copresidentes son el Pbro. Lic. Daniel Martínez (en ejercicio), el Obispo de la Diócesis Anglicana del Uruguay Mons. Michele Pollesel y el Sr. Rafael Hodara.

En esta oportunidad Mons. Arturo Fajardo, obispo de San José de Mayo y vicepresidente de la CEU, fue recibido como socio de la Confraternidad junto con el Rabino Daniel Dolinski y el Pastor Jerónimo Granados, recientemente instalados en la dirigencia de sus comunidades en Uruguay.  Mons. Arturo adhiere a la Confraternidad en su calidad de Obispo presidente de la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Conferencia de Obispos del Uruguay.

HOMENAJES
En este encuentro se realizó un homenaje al recientemente desaparecido Pastor   Juan  Armin Ihle fallecido el 7 de octubre de 2015. Fue pastor de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP) y un aguerrido defensor de los derechos humanos durante las dictaduras de los países del Plata, en las décadas de 60, 70 y 80 y al Prof. Nelson Pilosof (Z’L), de la comunidad judía, fallecido el año 2015 y miembro del grupo fundador de la Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay.

La Confraternidad Judeo-Cristiana del Uruguay es un espacio de acercamiento, de diálogo, de búsqueda en común y de ruptura del prejuicio mediante el mutuo conocimiento que tiene como objetivos afianzar las relaciones entre judíos y cristianos, ayudar a reconocer la dignidad de las personas de cualquier religión, realizar estudios, seminarios y conferencias para la integración y el enriquecimiento de las distintas creencias. En 1987 se integró como miembro al International Council of Christians and Jews (ICCJ). Los socios de la confraternidad no son instituciones sino personas, aunque hay instituciones que actúan como sponsors.