Home»NOTICIAS»Más de 300 personas en actividad organizada por Parroquia, Colegio y Liceo público de Libertad

Más de 300 personas en actividad organizada por Parroquia, Colegio y Liceo público de Libertad

DSC_0079

El lunes 7 de setiembre, en el Club Asador de la ciudad de Libertad, más de 300 personas participaron de una conferencia destinada a padres y docentes del reconocido Psicólogo Alejandro De Barbieri.

La actividad fue organizada por el Colegio San José, la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores y San Isidro y el Liceo público de la ciudad de Libertad. En la misma asistieron docentes de estas y de otras instituciones educativas del medio, así como también muchos padres y personas de la comunidad interesadas en la temática del encuentro: “Educar sin culpa. Optimismo y entusiasmo. Fortaleciendo nuestro rol de padres y docentes”. Esta es la temática que Alejandro De Barbieri aborda en su nuevo “Educar sin culpa” que lleva más de 16.000 ejemplares vendidos.

Afiche promocional del encuentro
Afiche promocional del encuentro

Compartimos la reflexión del Padre Doménico Di Meo “Mingo”, párroco de la ciudad de Libertad en el perfil de Facebook y BLOG de la Parroquia

No tengamos miedo a educar…

Victor Frankl, fundador de la logoterapia, corriente psicológica que trabaja buscando de ayudar a las personas a encontrar el sentido de la Vida y de cada cosa, una vez dijo que “en la logoterapia, el paciente permanece sentado, bien derecho, pero tiene que oír cosas que, a veces, son muy desagradables de escuchar”.

Podemos decir que el ps. Alejandro de Barbieri en su presentación de lunes hizo como “una terapia colectiva” donde ayudó a cada persona presente a “estar bien derecho delante de su responsabilidad educativa”, lo que sí añadió es humor… Gracias a eso pudo decir cosas a veces duras de escuchar y muy cuestionadoras pero de manera muy concreta y familiar.

Terminamos nuestro encuentro con la palabra japonesa Gambarimasu, -da lo mejor de ti mismo-… Con este augurio e invitación ahora cada uno es llamado a concretar todo eso en los encuentros cotidianos que tiene. Todos somos educadores, educar es nuestra tarea y nadie puede sustituirnos

Artículo anterior

Retiro de los sacerdotes de las Diócesis de San José y Florida

Próximo artículo

Cardenal Sturla en San José