Home»NOTICIAS»Colegio San José: 120 años educando en Trinidad para la vida, a la luz del Evangelio

Colegio San José: 120 años educando en Trinidad para la vida, a la luz del Evangelio

120 años del Colegio San Jose

Con la presencia del Obispo diocesano Mons. Arturo Fajardo en el templo de la Parroquia de la Santísima Trinidad se celebraron los 120 años del Colegio y Liceo San José de la ciudad de Trinidad. El Obispo presidió la Santa Misa junto a los sacerdotes de la ciudad y junto a los religiosos de Schoenstatt quienes se encuentra con un grupo de jóvenes del movimiento en la ciudad de Trinidad realizando una misión.

El Padre Nelson González, párroco de la Parroquia de la Santísima Trinidad agradeció a todos los presentes y destacó la presencia de padres, alumnos, personal y amigos del Colegio San José. Además de la presencia de las autoridades departamentales y nacionales junto a las fuerzas vivas de Trinidad que se suman a estos festejos.

El Obispo en su homilía profundizó en un primer momento en la figura y el testimonio “ejemplar” de la venerable Madre Camila Rolón, religiosa argentina fundadora de las Hermanas Pobres Bonaerenses de San José, quienes durante estos años siguen al frente del Colegio San José en la ciudad de Trinidad, siendo el único Colegio con una propuesta de valores cristianos en el departamento de Flores. La Madre Camila vino hace 120 años a inaugurar este centro educativo a pedido de Mons. Mariano Soler, primer arzobispo de Montevideo. Decía la Madre Camila: “A grandes gracias, grandes correspondencias”, comentó el Obispo, “al don de la gracia tenemos que corresponderle. Es una traducción de amor con amor se paga”.

El Obispo recordó su estadía en Buenos Aires, en la casa general donde en el mes de julio fue invitado por las Hermanas a predicar ejercicios espirituales a las religiosas Pobres Bonaerenses. “En esa ocasión me acerqué a la venerable Madre Camila, a descubrir rasgos de su figura y a valorar el hecho de haber venido a Trinidad desde Argentina, para fundar este Colegio. Trajo a sus hijas para que sean testigos del Evangelio en nuestras tierras”, reflexionó el Obispo. Mons. Arturo agradeció la presencia de las religiosas, en particular de toda la vida consagrada, en el Año de la vida consagrada, “damos gracias al Señor por todos los consagrados de la Diócesis, que con su presencia hacen presente al Señor”, comentó.

Hizo referencia en parte de su homilía a la importancia de la educación y el aporte que la Iglesia ha tenido. “La educación está desde los comienzos de nuestra patria, la iglesia fundó la primera escuela, un colegio jesuita en Colonia 1680”, recordó el Obispo en referencia al Colegio San Francisco Javier, la primera fundación de una escuela católica en Colonia a finales del s. XVII

Hace pocos días recordábamos el Día de la educación católica, el 10 de setiembre. Esa jornada está marcada  en recuerdo del pedido de José Artigas al Cabildo de un maestro para fundar la llamada “escuela de la patria”. “Ese maestro fue José Benito Lamas, que se puede decir es el primer maestro de la patria”, recordó Mons. Fajardo.

El Obispo concluyó su reflexión invitando a seguir “sembrando y educando en los valores que dan sentido a la vida, en tiempos de preocupación por la educación”, comentó el Obispo, agradeciendo a todos los que en estos 120 años han pasado por el Colegio, pidiendo especialmente por los que ya el Señor los ha llamado a vivir con Él.

Luego de la celebración de la Misa, se leyeron todos los saludos y adhesiones con motivo de estos 120 años, en particular una carta de la Superiora general del Instituto Hermanas Pobres Bonaerenses de San José, Hermana Raquel del Carmen Brambilla.

Posteriormente tuvo lugar la parte cultural de los festejos por los 120 años del Colegio. En primera instancia la presencia del Coro municipal de niños del Gobierno departamental de Flores, a cargo del Prof. Jorge Real, los cuales interpretaron varios temas musicales. Más adelante, la presentación de la “Cantata de la Trinidad”, que integran varias personas adultas de la ciudad y que dirige la Prof. Lucía Fernández. También interpretaron algunos temas musicales, entre ellos algunas compuestas por Fray Manuel Ubeda, primer párroco de la Santísima Trinidad, el cual compuso los cantos completos de la celebración de una Misa en latín.

“Que canten los niños” fue la canción elegida para la integración de ambos coros, los cuales cantaron todos juntos y dieron el broche de oro a este momento cultural de la fiesta del Colegio.

Una suelta de 12 globos chinos, con un valor diferente cada uno, fueron liberados en la Plaza Constitución, frente al templo parroquial, para cerrar la fiesta de los 120 años del Colegio y Liceo San José de la ciudad de Trinidad.


  • FOTOS

Artículo anterior

Cantata de la Trinidad y el Coro municipal de niños cerraron la Fiesta

Próximo artículo

Mons. Arturo en el cierre de las "colegiadas" del SA.FA