Home»60 años»[60 años] Saludo de Mons. Pablo Galimberti, tercer obispo de San José de Mayo

[60 años] Saludo de Mons. Pablo Galimberti, tercer obispo de San José de Mayo

vlcsnap-2016-09-05-23h03m49s469

Mons. Pablo Galimberti, actual obispo de la Diócesis de Salto, fue protagonista de 22 años de estos 60 que la Diócesis de San José de Mayo está celebrando. El 12 de diciembre de 1983, el Papa de entonces, hoy San Juan Pablo II lo nombró Obispo de la Diócesis de San José de Mayo, en la cual estuvo hasta el 16 de mayo de 2006, cuando Benedicto XVI lo nombró pastor de la Diócesis de Salto, en el norte del país.

En el video que se proyectó durante el Encuentro Diocesano Mons. Galimberti agradeció “al pueblo de San José y Flores y a todas las comunidades”. Recordó a los “fundadores de la Diócesis y la huella de Mons. Di Martino, entre otros”.

“Ha sido un tiempo rico donde la Iglesia ha ido acompasando los tiempos y que intentó y sigue intentado ser fiel a lo que Dios quiere y los pueblos esperan. Han sido buenas semillas que se han sembrado en este campo tan fértil”, recordó en una parte de este video.



Mons. Pablo Galimberti (Obispo de San José de Mayo, 1984-2006)

El 12 de diciembre de 1983, el Papa Juan Pablo II nombra al entonces vicerrector del Seminario Interdiocesano “Cristo Rey”, Mons. Pablo Galimberti tercer Obispo de la Diócesis de San José de Mayo. Toma posesión el 18 de marzo de 1984. Eligió como lema de su episcopado: ” MI FUERZA EN LA DEBILIDAD”.

Se preocupó por conocer las distintas realidades de los departamentos de San José y Flores. Marcó una presencia muy significativa en los medios de comunicación tanto locales como en la prensa nacional. A su iniciativa se debe la primera emisora católica otorgada a la Iglesia Católica: FM Encuentro (103.3).

De este período de la historia de la diócesis se pueden destacar: Animada por el Pbro. Mario Hernández se impulsa la formación, institución y acompañamiento de los Ministerios Laicales, conforme a las orientaciones de la CEU.

Un fuerte impulso de renovación catequística: Se intensifica la formación de catequistas en sus distintos niveles (del inicial a la formación en el Instituto Superior de Catequesis). La catequesis de preadolescentes tiene un importante desarrollo con la formulación de un itinerario diocesano específico. La Pastoral Juvenil diocesana se reorganiza y en el año 2001 San José de Mayo será la sede de la Jornada Nacional de la Juventud. Aumentó el número de sacerdotes diocesanos. Los sacerdotes Oblatos de María Inmaculada se hacen cargo de la Parroquia de Libertad. Dos sacerdotes de la Institución Dalmanutá realizan su vocación específica: la Dirección Espiritual. Las Hermanas Misioneras Catequistas de la Sagrada Familia (Religiosas chilenas) atienden un Colegio en Rafael Perazza y una Comunidad religiosa femenina de Canadá se radicará establemente en Villa Rodríguez: la Familia Myriam Belén.

Durante 22 años fue el pastor de esta Diócesis hasta que el 16 de mayo de 2006, el Papa Benedicto XVI lo traslada a la Diócesis de Salto, nombrándolo su Obispo. Asumiendo al frente de ella el día 24 de junio fiesta de la Natividad de San Juan Bautista.