Home»INDUSTRIAL»San Gregorio celebró los 100 años de su capilla

San Gregorio celebró los 100 años de su capilla

slide_100_sangregorio

Capilla Nuestra Señora del Carmen

Mons. Arturo Fajardo encabezó el Domingo 16 de julio la procesión y posterior celebración de la Santa Misa en la Capilla Nuestra Señora del Carmen, en la zona rural de San Gregorio (Ruta 3 km. 130).

El Obispo estuvo acompañado por el P. Serverino Fleig, SAC (Párroco del Barrio Industrial, a la que pertenece la Capilla) y el P. Nelson González, párroco de la Santísima Trinidad y Vicario General de la Diócesis.

Al comienzo de la procesión y pese a las bajas temperaturas se fue marchando alrededor de la Capilla y en parte del terreno. Durante la procesión se fue rezando el Santo Rosario, algunos cantos e intenciones de oración.

En la celebración de la Eucaristía el Obispo felicitó a quienes habían preparado este centenario de la Capilla a la vez que recordó a la catequista “Toty” Cenoz, que sirvió a la comunidad de la Capilla por más de 30 años y al P. José Gervasini, el que acompañó como párroco la comunidad de San Gregorio.

La Misa de acción de gracias por los 100 años de la Capilla contó con la presencia de más de 120 vecinos de la zona y otros que por diferentes motivos han emigrado y quisieron acercarse nuevamente a la zona y a la Capilla.

El terreno y templo actual fue donado por el Sr. Domingo Etchegoimberry. Inaugurado y bendecido hace 90 años por Mons. Juan Francisco Aragone, Arzobispo de Montevideo en 1927 (la capilla pertenecía a la Parroquia de San José y a esta Arquidiócesis). Anterior a este templo existía un pequeño lugar de culto y los vecinos de San Gregorio ya se congregaba entorno al pequeño oratorio.

Al final de la celebración dos integrantes de la comunidad, Walter y Mariela contaron un poco la historia de la Capilla y presentaron los diferentes obsequios que habían hecho llegar. Entre ellos una pequeña imagen de la Virgen que pertenecía al reconocido poeta y payador, Abel Soria, donado por su viuda Irma. Además, un antiguo crucifico obsequiado por la vecina Olga Arguinarena  y un cuadro de Nuestra Señora del Carmen de los familiares de la catequista “Toty”.