Home»MISIÓN DIOCESANA»Todas las comunidades dan las gracias a los misioneros jesuitas

Todas las comunidades dan las gracias a los misioneros jesuitas

Con gran entusiasmo y agradecimiento en las comunidades, culminó este fin de semana la Misión San Francisco Javier, que se desarrolló del 17 al 25 de febrero de 2018 en 9 lugares diferentes de la Diócesis de San José de Mayo.

Más de un centenar de jóvenes que pertenecen a la Red Juvenil Ignaciana, que integran varias comunidades animadas por la Compañía de Jesús en el Uruguay y Argentina (Jesuitas). De las provincias de Santa Fe y Córdoba asistieron algunos jóvenes junto a varios sacerdotes, religiosas y seminaristas vinculados a la espiritualidad ignaciana.

Uno de los principales objetivos de la Misión -que se inició en 2017 y culminará en 2019- es conformar comunidades en torno a capillas en diferentes puntos de los departamentos de San José y Flores. Los jóvenes jesuitas han sumado a un grupo de unos 50 jóvenes de Diócesis animados por la Pastoral Juvenil Diocesana. Han estado presentes en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes y San Rafael en Rafael Perazza, la Capilla San Cono en el Barrio Exposición
de la ciudad de San José, la Capilla Nuestra Señora del Carmen en el Barrio Cementerio de San José, la Capilla Nuestra Señora de los Treinta y Tres en el Pueblo Raigón, en la Capilla Sagrada Familia del barrio Scavino en Ecilda Paullier, la Capilla Nuestra Señora de la Alegría, en Pueblo Nuevo, en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario en Ciudad de Rodríguez y en dos puntos de la ciudad de Trinidad, junto a la comunidad de la capilla Sagrado Corazón de la Parroquia Santísima Trinidad y en la Parroquia Nuestra Señora del Luján.

Durante una semana, los jóvenes visitaron a los vecinos de cada una de las zonas, invitándolos a participar de las actividades que se desarrollaron a través de los talleres pensados para niños, jóvenes y adultos. Además en cada uno de los lugares celebraron la Eucaristía junto a las comunidades.

La apertura y el cierre de la Misión fue en la Basílica Catedral de San José presididas ambas por el Obispo diocesano Mons. Arturo Fajardo.