Home»LUJAN»Recuerdo a Mons. Barbosa en el cementerio de Trinidad

Recuerdo a Mons. Barbosa en el cementerio de Trinidad

En la mañana del Domingo 13 de mayo, el Obispo diocesano Mons. Arturo Fajardo encabezó un sencillo recuerdo al Obispo emérito de Minas, Mons. Francisco Basbosa, fallecido en Madrid (España) el 17 de junio de 2015 y cuyos restos descansan en un pantéon de la familia en el cementerio local de la ciudad de Trinidad.

El momento de recuerdo tuvo palabras de agradecimiento y una invitación a la oración dirigido por Mons. Arturo, la lectura de un pasaje de la Biblia, un salmo, palabras de algunos sacerdotes y la bendición de las dos placas que se han colocado y fueron descubiertas por sus hermanos.

El P. José García, administrador de la Diócesis de Salto, de la cual el P. Pancho, como se le conocía, fue durante muchos años sacerdote sirviendo en diferentes comunidades de la Diócesis salteña, en particular de la Parroquia Santa Rosa de Lima en la ciudad de Bella Unión (Artigas) durante muchos años. El P. José recordó al conocido como “Padre Pancho”, destacando algunos símbolos que había traído para aproximarse a lo que “dejó Pancho en su siembra”, uno de los símbolos es el recuerdo del paraje Piedra Sola, “donde nació y de donde surgió su preocupación y amor por el mundo rural y a los más desposeídos”, dijo. Además, acompañó al P. García, Ana Lucy, una integrante de la comunidad de Bella Unión que regalaron a la familia una planta de orquídea, la cual “quiere simbolizar el amor y el cariño de Pancho por la naturaleza, de admirar y cultivar con su cariño especialmente en este tipo de flores”, evocó. El P. José trajo también una Biblia, que era del mismo Barboza y que el sacerdote obsequió a los familiares, explicando que la Biblia era la que acompañaba al P. Pancho en sus recorridas por las zonas rurales, de esa Biblia rezó un salmo, el cual era muy citado y querido por “Pancho”.

“Pancho era un hombre de la Palabra de Dios, recuerdo con que amor hablaba de los sacramentos, su amor a la Iglesia era total”, recordó el P. José que en representación de la Diócesis de Salto y de su Obispo Mons. Pablo Galimberti obsequiaron una placa que se descubrió junto a la tumba de Mons. Barbosa, la cual contiene esta frase: “El auxilio me viene del Señor que hizo el cielo y la tierra” Salmo 121 (120) La Diócesis de Salto en agradecimiento al recordado Padre Pancho, Obispo y Pastor de la Diócesis de Minas”.

Los familiares, en particular los hermanos descubrieron ambas placas. La placa de la familia que fue colocada en nombre de los hermanos, los sobrinos y sobrinos nietos dice: “Tus palabras nos acompañan en el caminar diario hacia Dios” y añadieron su lema episcopal “Hay que seguir andando nomás”

También tuvo palabras de agradecimiento y recuerdo a Mons. Francisco Barbosa, el actual Administrador Diocesano de la Diócesis de Tacuarembó, P. Edgard Arambillete, ya que Francisco Barbosa hizo su ingreso al Seminario Interdiocesano como seminarista de esa Diócesis.

El P. Gabriel Rainusso leyó un mensaje que había enviado el actual Obispo de Minas, Mons. Jaime Fuentes, el cual se excusó de participar por problemas de salud.

“Quiero unirme espiritualmente a todos los familiares y amigos de “Pancho”, que se reúnen para recordarlo y encomendar su descanso eterno en la Santa Misa. Lo hacen –lo hacemos- al celebrar en la Iglesia la Ascensión del Señor en cuerpo y alma al Cielo, sin olvidar que el 13 de Mayo de 1917, la Santísima Virgen dio una muestra de su amor de Madre en Fátima. ¿En qué mejores manos puede estar el alma de un hijo suyo,  Obispo, que supo ser Buen Pastor con todo su gran corazón?

Los acompaño con todo afecto y les mando una bendición,

+ Jaime
Obispo de Minas

Luego en la Parroquia Nuestra Señora de Luján los familiares y amigos celebraron la Eucaristía junto a la comunidad parroquial, donde el Obispo diocesano presidió la Eucaristía junto a varios sacerdotes y renovó varios ministerios laicales.