Home»DIÁCONOS PERMANENTES»Raúl Castro será ordenado Diácono Permanente

Raúl Castro será ordenado Diácono Permanente

Será el tercer Diácono Permanente de la Diócesis

El Obispo de la Diócesis de San José de Mayo, Mons. Arturo Fajardo, conferirá el Orden Sagrado del Diaconado Permanente a Humberto Raúl Castro Valentín, oriundo de la ciudad de San José de Mayo.

La ceremonia de Ordenación será el sábado 17 de noviembre de 2018 en la Basílica Catedral y Santuario Nacional de San José a las 17 horas.

Raúl Castro tiene 65 años, es Comisario (R) de la Policía Nacional. Actualmente está comprometido con la actividad pastoral de la Capilla Nuestra Señora del Carmen en el barrio Cementerio, entre otras actividades.

Raúl pasará a integrar el CUERPO DIACONAL de la Diócesis de San José de Mayo, que había iniciado Ruben Velézquez, primer Diácono Permanente (Ordenado el 3 de octubre de 2009) y a Juan Carlos Curcho (que fuera Ordenado Diácono Permanente el 17 de noviembre de 2012). El diácono permanente es un hombre cristiano, casado, que por el sacramento del Orden queda constituido en servidor de la Iglesia.

Raúl Castro Valentín
El nuevo Diácono Permanente tiene 65 años. Hijo de Humberto Castro Durán y Laura Valentín Rodríguez, nació en la ciudad de San José de Mayo el 23 de marzo de 1953. Fue bautizado el 8 de abril de 1953 y recibió la Primera Comunión en el año 1963, cuando era alumno del Colegio Sagrada Familia de la ciudad de San José, donde hizo sus estudios primarios. Recibió el Sacramento de la Confirmación el 18 de marzo de 1964 de manos de nuestro primer Obispo diocesano, Mons. Luis Baccino. Sus estudios de Secundaria los realizó en el IDAE Liceo Nº 1 de San José (Instituto Dr. Alfonso Espínola).

Conoció a Gladys (Martínez) con quien se casó el 14 de marzo de 1975 en la Catedral de San José, presidiendo la celebración el Pbro. Agustín Hernández.

En el año 1973 ingresó a la Policía Nacional como Agente de 2ª y luego de algunos años, cuando ascendió a Sargento 1º, ingresó a la Escuela Nacional de Policía para poder ascender al grado de Oficial Administrativo.

Raúl estuvo 38 años y 6 meses de servicio de la Policía. Entre ellos 14 años como Comisario de la Jefatura de Policía de la ciudad de San José y Director de Administración. Además, estuvo en diferentes Comisarías de localidades del departamento.

También, algunos meses, dedicó su servicio en la Oficina de Tránsito del Gobierno Departamental de San José, como referente de la Jefatura de Policía.

EXPERIENCIA DE FE
Más de 16 años unen a Raúl junto a su esposa Gladys con la comunidad de la Parroquia Catedral de San José y en particular de servicio en la Capilla Nuestra del Carmen ubicada en el Barrio Cementerio de la ciudad de San José.

En la comunidad ha participado en diferentes actividades pastorales, como catequista, cursillista, en el grupo de Adoración Eucarística, visitando algunas casas de salud de la ciudad y cada 15 días comparte la Celebración de la Palabra en la Catedral de San José, junto a algunos matrimonios de la comunidad, comparten junto a Gladys las charlas pre-matrimoniales a las parejas de novios que se preparan para recibir el Sacramento del Matrimonio, entre otras variadas actividades de servicio en la Parroquia y en la Diócesis.

En el año 2011 el Obispo Diocesano lo designó para representar a la Diócesis de los encuentros de Pastoral Popular y poder acompañar este servicio en la iglesia diocesana.

VOCACIÓN DEL DIACONADO
Su vocación de poder formar parte del “cuerpo diaconal” surgió luego de una invitación con Noemí (Díaz), esposa del primer Diácono Permanente de la Diócesis, Ruben Valázquez, como forma de ir sumando personas al servicio del Diaconado en la Diócesis. Invitándolo a formarse en el Trienio de Teología para laicos en la Facultad de Teología Mons. Mariano Soler de la ciudad de Montevideo.

En ese tiempo, había empezado a formarse con vistas al Diaconado Juan Carlos Curcho (quien fuera Ordenado el 17 de noviembre de 2012), en la misma fecha que Raúl decidió recibir su Ordenación Diaconal, 6 años después.

Luego de haber terminado sus estudios y formación en la Facultad de Teología del Uruguay, con sede en Montevideo, en 2011, siguió su camino de preparación con el Pbro. Mario Hernández luego con el Pbro. Nelson González el P. Orlando Torres y actualmente con el Pbro. Gustavo Rebón y junto a Mons. Arturo quien periódicamente comparte instancias de formación, encuentro y fraternidad con los Diáconos de la Diócesis.

En el último Encuentro Nacional de Diáconos Permanentes (que reúne a los Diáconos que sirven en todas las Parroquias y comunidades del país) que se desarrolló en la casa de retiros Jesús Buen Pastor en Florida, Raúl participó junto a Gladys, su esposa, a Juan Carlos y Ruben y sus esposas (FOTO).

Los Diáconos Permanentes de la Diócesis y sus esposas junto a Mons. Luis Eduardo González (Obispo auxiliar de Montevideo)

ORDENACIÓN
Raúl ha elegido la frase del Evangelio de San Mateo, la misma encierra una expresión de su misión como Diácono: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, Bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a cumplir todo lo que Yo les he mandado. Y Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”. (Mt.28, 19-20).

EL CAMINO DEL DIÁCONO
Para este camino del Diaconado, Raúl expresa que quiere “seguir sirviendo a Jesús y a la Iglesia, llegando al más necesitado con FE y ALEGRIA, siendo antes que nada testimonio de vida. Vivir lo que predico de acuerdo con el Evangelio”, expresa en una síntesis que ha realizado a RED Diocesana.

Los pasos previos a la Ordenación Diaconal fueron: la Admisión al Diaconado Permanente (Domingo 18 de diciembre de 2016), el ministerio del Lectorado (27 de agosto de 2017) y finalmente la institución como Acólito el 22 de abril de 2018.


Compartimos con ustedes algunas reflexiones breves del nuevo Diácono

Papa Francisco
Un renovador, un iluminado por el Espíritu Santo

Iglesia Católica
Ha sido y es parte de mi vida de Fe

Juan Pablo II
Un Santo, un ejemplo a seguir

El Matrimonio
Forma de vivir el amor

Tus Hijos
la bendición de Dios, mi alegría

Tu Familia
Un todo en mi caminar en la Fe

La Policía
Un medio de vida, que me ayudó a llevar adelante a mi familia

El diaconado
Un compromiso de servir más a Dios (teniendo presente el testimonio cristiano y el rostro de la Iglesia)

La Catequesis
La manera más hermosa de hacer conocer a Jesús

La Diócesis de San José
Lugar dónde misiono y me siento a gusto.

San José (esposo de María)
Ejemplo de familia y de Fe

 

DIÁCONO PERMANENTE
Un diácono, es un servidor, según su acepción griega. Dentro de la Iglesia Católica existen dos tipos de diáconos: Diácono transitorio (paso previo a la Ordenación Sacerdotal) y Diácono permanente.

El Diácono permanente es un tipo de ministerio que puede ser conferido a hombres casados pero especialmente comprometidos con su comunidad y fe católica.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica: “corresponde a los diáconos, entre otras cosas, asistir al Obispo y a los presbíteros en la celebración de los divinos misterios sobre todo de la Eucaristía y en la distribución de la misma, asistir a la celebración del matrimonio y bendecirlo, proclamar el Evangelio y predicar, presidir las exequias y entregarse a los diversos servicios de la caridad (Catecismo de la Iglesia Católica, 1570).

Un diácono puede bautizar, bendecir matrimonios, asistir a los enfermos con el viático, celebrar la liturgia de la Palabra, predicar, evangelizar y catequizar.

No puede, a diferencia del sacerdote, celebrar el sacramento de la Eucaristía (misa), confesar o administrar el sacramento de la unción de los enfermos.