Home»IN MEMORIAM»PASCUA DEL P. RICARDO PAULLIER 

PASCUA DEL P. RICARDO PAULLIER 

slide_pascua_paullier

En la mañana de hoy, miércoles 10 de mayo se conoció la triste noticia del fallecimiento del P. Ricardo Paullier sacerdote perteneciente a la Institución Dalmanutá y desarrollaba su carisma de la Dirección Espiritual y acompañamiento de varias iniciativas pastorales en  la ciudad de Trinidad hacía muchos años.

El P. Ricardo tenía 65 años. Había nacido el 12 de junio de 1951. De profesión ingeniero agrónomo, integró la Institución Dalmanutá ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1991. En 2016 había cumplido sus 25 años de ministerio sacerdota y más de 30 de consagración a esa familia religiosa.

DESPEDIDA
La comunidad dará su adiós al P. Ricardo en el velatorio que se desarrolla desde las 16 horas del miércoles 10 en el templo de la Parroquia de la Santísima Trinidad.

A las 12 horas del jueves 11, Mons. Arturo Fajardo presidirá en el mismo templo la Santa Misa en compañía de varios sacerdotes por el eterno descanso del P. Paullier. A las 13:30 partirá un cortejo que pasará por la puerta de la Institución Dalmanutá en la ciudad de Trinidad (Francisco Fondar 360), luego por la Capilla Santa Teresita (calles Presidente Berro y Piedras) donde se realizará un momento de oración. Para arribar alrededor de las 14 horas al cementerio de la ciudad de Trinidad donde se efectuará el sepelio.

Damos gracias a Dios por el testimonio y el trabajo pastoral del P. Ricardo y elevamos nuestra oración por su descanso junto al Señor.


El año pasado en una entrevista que concediera al periódico Ecos Regionales de Flores, a propósito de sus 25 años de sacerdote comentaba algunos aspectos de como recibió el llamado a la vocación.

-¿Cuándo recibiste el llamado de Dios te hubieses imaginado este momento?
-Creo que uno mira en perspectiva lo que ha vivido. Por estos días algunas personas me decían por 25 años más. Me pongo a pensar en perspectiva ese tiempo y serán para mí 90 años de vida que tendría. En fin, no lo veo demasiado posible…
Para el ejercicio de esto uno está viviendo el presente y no tanto pensando en qué podría suceder. Sin dudas que también pasan los años y uno va pensando un poco más hacia adelante; yo cumplí 65 años e indudablemente pienso más en lo que viene. Eso lo he notado en mí y he tenido el testimonio de muchas personas; que cuando somos jóvenes nos parece que somos eternos y pensamos mucho más en el presente, y cuando uno se va volviendo mayor piensa más en lo que va a hacer mañana y hacia adelante.

ENTREVISTA COMPLETA


Artículo anterior

Fiesta de la Parroquia del Barrio Colón

Próximo artículo

Último adiós al P. Ricardo en Trinidad