Home»NOTICIAS»Padre Jorge Scalzotto presenta su libro

Padre Jorge Scalzotto presenta su libro

burrita_de_tilcara

El próximo viernes 18 de setiembre a las 19:30 horas se realizará la presentación del libro del Padre Jorge Scalzotto “La burrita de Tilcara”.

La presentación contará con la presencia del músico, payador y escritor Abel Soria y el comunicador Ricardo Cardozo. Será en el Espacio Cultural de San José y la entrada es libre.

El libro, es el primero de 5 episodios más que el Padre Jorge tiene pensado para esta historia. Es una fábula cómica, que a través de la historia de Macaría “Manu” una burrita de Tilcara, quiso hacer “de todo” y tan solo pudo hacer reír. A partir de esta historia y otras el libro reflexiona sobre las preguntas existenciales de cada persona y apunta a pensar sobre el sentido de la vida, el uso del tiempo y la misión de cada uno en esta historia.

Padre Jorge Scalzotto

P. Jorge Sclazotto
P. Jorge Sclazotto

El Pbro. Jorge Alberto SCALZOTTO CERATO, es sacerdote del clero diocesano y actualmente párroco en la Parroquia Cristo Redentor de la localidad de Capurro (Ruta Nº 78) en el departamento de San José.
Nació el 13 de abril de 1959 en la ciudad de Santa Fe, capital de la misma Provincia en la República Argentina. Luego de varios años de discernimiento decidió radicarse y ejercer su ministerio pastoral en Uruguay, concretamente en la Diócesis de San José de Mayo.
El 12 de diciembre de 2004 fue ordenado sacerdote para esta Diócesis de manos del Obispo de entonces, Mons. Pablo Galimberti.

 


Extracto extraído del inicio del primer capítulo de este libro

“Este es el Testamento que yo, Macaría, burrita al servicio de la casa de don Manuel Leopoldo Tarcizio Aquisol Castellanos, más conocido como Manu, dueño de poco y nada, quiero dejar como legado a las generaciones futuras e igualmente a las venideras y a las que han de venir, para que aquellos que abran sus ojos después que los míos se hayan cerrado ya para siempre y no brille más para ellos la luz del sol ni de la luna, y por ende tampoco la de las estrellas, y que mis huesos no sean sino tan sólo un vago recuerdo perdido bajo el jardín de las constelaciones estelares que vagan por el inconmensurable universo desde su inmemorial tiempo, y que acariciados por la suaves aguas tempraneras y tardías de las nubes que cuelgan del azul cielo y que riegan con sus gotas al pasar la aridez de nuestros valles, praderas y montañas, y descansen bajo la mirada impasible e impertérrita de los astros que tienen su morada en el espacio insondable e infinito, conozcan la verdad, toda la verdad y sólo y nada más que la verdad, acerca de la siempre gloriosa estirpe borriquil, que menoscabada hoy por tantos mitos, equívocos y leyendas que han empañado su buena fama, sepan con claridad meridiana y sin sombra de error, cuánto el orbe todo debe a nuestra sacrificada e invencible especie.


Artículo anterior

Hermanas del Huerto de Uruguay, Brasil, Argentina y Paraguay se reúnen en Montevideo

Próximo artículo

Monseñor Arturo bendecirá imagen de San José en Santiago Vázquez