Home»ECUMENISMO»Mons. Arturo, firmó junto a representantes de instituciones religiosas la Declaración de Córdoba, “Uruguay: ZONA DE CONVIVENCIA Y PAZ INTERRELIGIOSA“

Mons. Arturo, firmó junto a representantes de instituciones religiosas la Declaración de Córdoba, “Uruguay: ZONA DE CONVIVENCIA Y PAZ INTERRELIGIOSA“

El miércoles 4 de diciembre, se firmó en la sede de la Universidad Católica del Uruguay con presencia del rabino Daniel Dolinsky de la NCI (Nueva Congregación Israelita), Mons. Arturo Fajardo, Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay y el pastor Dr. Jerónimo Granados de la Congregación Evangélica Alemana y presidente del Consejo de Iglesias Cristianas del Uruguay CICU. Estos tres presidentes de la Confraternidad Judeo Cristiana del Uruguay; el Nuncio Apostólico Arzobispo Martín Krebs, el Cardenal Daniel Sturla, Arzobispo de Montevideo, el Imán Yusaf Kahn, el Cr. Saúl Gilvich del Congreso Judío Latinoamericano, el P. Dr. Julio Fernández Techera, SJ, Rector de la Universidad Católica, entre otros representantes de las distintas instituciones religiosas y casas de Estudio, la Declaración de Córdoba, “Uruguay: ZONA DE CONVIVENCIA Y PAZ INTERRELIGIOSA“

Firma de la “Declaración de Córdoba: URUGUAY ZONA DE PAZ Y DE DIÁLOGO”

“Qué maravilloso es que nadie tenga que esperar un momento antes de comenzar a mejorar el mundo”, dijo alguna vez una niña llamada Ana Frank bajo la sombra de la peor cara de la especie humana. Lejos de la realidad de los años ’40, el mundo cambió de forma drástica, la Humanidad aprendió mucho y tiene mucho más aún por aprender.

Bajo la premisa de no sentarnos a esperar -paradójicamente- soluciones milagrosas, la Confraternidad Judeo Cristiana del Uruguay a instancias del Seminario Hebreo Latinoamericano, con el auspicio de la Universidad Católica del Uruguay, del Consejo de Iglesias Cristianas del Uruguay, de la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Conferencia Episcopal del Uruguay y de la Nueva Congregación Israelita, deciden promover y llevar adelante este acto en el que se convoca a representantes de todas las iglesias e instituciones dispuestas al diálogo y la búsqueda de la paz en nuestro país.