Home»NOTICIAS»Mons. Arturo en la presentación de la recuperación de pintura mural en el zaguán del Palacio Santos

Mons. Arturo en la presentación de la recuperación de pintura mural en el zaguán del Palacio Santos

slide_perlasca_RREE
FOTOS: Claudia Frigerio

El Obispo diocesano, Mons. Arturo Fajardo junto al sacerdote Andrés Paredes participaron días atrás en la sede de la Cancillería del Uruguay (Ministerio de Relaciones Exteriores) de la inauguración de la recuperación de la pintura mural en el zaguán del Palacio Santos, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores del país. La misma contó con la participación del nuevo Embajador de la Confederación Suiza, Martin Strub, quien había presentado sus Cartas Figuradas ante el Ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.

Allí se presentaron los trabajos de recuperación y restauración de la pintura mural denominada “Alegorías” (aproximadamente realizadas en 1883), en el zaguán del Palacio Santos.  La obra data de la misma fecha de construcción de la casa residencia del presidente Máximo Santos, y fue realizada por Martino Perlasca, utilizando la técnica de temple al óleo. El artista, de nacionalidad suiza, viajó desde su Ticino natal al Río de la Plata en 1880, y realizó intervenciones en diversos edificios de la época en Uruguay. Martino Perlasca también pintó los lienzos que se encuentran en la Capilla del Santísimo Sacramento que se encuentra dentro de la Basílica Catedral de San José, junto al lienzo del “Bautismo del Señor” y del “Resucitado” que se conservan en la Catedral.

El descubrimiento involuntario de la pintura hace tres años, en ocasión de llevarse a cabo trabajos de mantenimiento, motivó un posterior análisis para determinar el tipo de obra de la que se trataba y las técnicas que serían necesarias para lograr su recuperación. Durante la evaluación se detectaron cinco capas de pintura, de distinto tipo, que requirieron de diferentes formas de abordaje.

Finalizadas las tareas de recuperación, se realizó un minucioso proceso de restauración a los efectos de reintegrar a la obra sus colores y brillos originales. El conjunto fue devuelto a su esplendor original gracias al trabajo de la restauradora Claudia Frigerio, y es ahora una muestra más de la contribución de Suiza a la construcción del Uruguay, cuyos inmigrantes trajeron consigo -como muchas otras nacionalidades- un bagaje cultural que dio como resultado un país donde la cultura forma parte del ser y del sentir nacional.

La obra podrá apreciarse durante el Día del Patrimonio (sábado 7 de octubre).


FUENTE: Ministerio de Relaciones Exteriores
Dirección de Prensa