Home»LUJAN»Jóvenes comparten experiencias de vida con sus manos extendidas, bajo el lema “Vengan y Vean”

Jóvenes comparten experiencias de vida con sus manos extendidas, bajo el lema “Vengan y Vean”

misioneros-en-parroquia-del-luján-12

Entrevista en el periódico ECOS REGIONALES de Trinidad (1/3/2017)

CON LOS UNIVERSITARIOS QUE DESARROLLAN SU MISIÓN EN LAS COMUNIDADES PARROQUIALES DE NUESTRA CIUDAD

Desde el pasado domingo están en Trinidad doce jóvenes misioneros de la Compañía de Jesús de los Sacerdotes Jesuitas, quienes fueron recibidos en las Parroquias de la Santísima Trinidad y Nuestra Señora de Luján. El lunes 20 comenzaron a tomar contacto con ambas comunidades parroquiales, en el marco de un trabajo que responde al llamado del Papa Francisco, de crear una Iglesia cada vez más misionera, abierta y solidaria. ECOS REGIONALES se interesó por conocer la labor que se viene desarrollando, y que culminará en la presente jornada. Para ello entrevistó en la Parroquia Nuestra Señora de Luján al Padre Gabriel Rainusso, cura párroco de esta Parroquia enclavada en el Barrio Independencia y a los jóvenes Miguel de nacionalidad chilena y que actualmente reside en Buenos Aires; Guadalupe, una chica de Mendoza, República Argentina; Diego, universitario de Montevideo y al Padre Nacho Rey Nores, jesuita cordobés que desde hace siete años desarrolla su misión en la Parroquia San Ignacio de Loyola de la capital de Uruguay.

-¿Qué implica para la comunidad parroquial esta misión?
-PADRE GABRIEL RAINUSSO: Para la comunidad es una alegría el recibirlos, por lo que expresamos el agradecimiento porque vienen a dar una mano a la Parroquia y a la Diócesis que están en camino de ser una Iglesia en salida, una Iglesia cada vez más misionera.

Son ellos que vienen a intensificar la misión y a ayudarnos a mejorarla, y de ellos estamos aprendiendo mucho. Hay más de 100 chicos distribuidos en la Diócesis, en nueve lugares; en Trinidad hemos recibido a 12 que han decidido donar su tiempo de vacaciones para venir a nuestra Parroquia a evangelizar, a trasmitir la Buena Noticia de Jesús. Por eso es necesario reiterar nuestro agradecimiento.

-¿Qué significa y cómo han resultado estos días de misión?
-MIGUEL: El significado está en el compromiso de los muchachos de venir a aquí a anunciar aquello en lo que creen. Son jóvenes en edad universitaria que vienen a misionar, a evangelizar, a compartir con la gente, con los vecinos del barrio, con la comunidad parroquial, pero también vienen a vivir un aprendizaje que es el compartir el trabajo entre ellos.
Se conocen, comparten, se comunican, van acumulando experiencias gente de diferentes países y ciudades, con diferentes realidades, de diversas edades. Eso conforma un conjunto bien especial, que es el trabajo misionero y el aprendizaje personal.
Por eso esta experiencia de compartir con la comunidad es tremenda. El poder compartir con la comunidad el anuncio de la fe, pero también el aprendizaje humano de compartir con otros –como ellos- que quieren concretar un mismo deseo, que es poder hacer un camino más cercano entre su vida cotidiana y su fe.

-¿Cómo vienen asumiendo esta experiencia llevada a cabo en el Interior del Uruguay?
-GUADALUPE: Primero fue un desafío porque es un grupo de personas de diferentes lugares. Si bien en otros encuentros nos teníamos más o menos de vista, ahora es como empezar a formarnos en nuestra pequeña comunidad y luego poder salir a visitar las casas; quizá también a compartir vida y experiencias con las personas de Trinidad.
Nos hemos encontrado con otras creencias, con otras religiones y lo rico es justamente eso, el compartir vida. Nos han recibido de maravillas, la generosidad que ha tenido la Parroquia Nuestra Señora de Luján –tanto el Padre Gabriel, como las Hermanas y toda la comunidad- ha sido una caricia al alma, porque sin conocernos nos han llenado de cariño y nos han acompañado en todas las actividades que realizamos.

-¿Qué tal la misión? ¿Cómo calificas este contacto con la comunidad trinitaria?
-DIEGO: La misión significa enamorarse y ser parte de la comunidad. Este año y por tres años va a ser acá en Parroquia de Luján en Trinidad, donde nos han recibido en forma espectacular. No nos imaginamos que fuera así, nos han acogido muy bien y por eso el agradecimiento a la Diócesis de San José donde existe tanta preparación y participación de los jóvenes.
Nosotros salimos a misionar con jóvenes de Trinidad, que están involucrados, de ahí que estemos muy agradecidos y felices porque vemos a esa Iglesia que quiere salir a misionar, como dice el lema de la Diócesis de San José.

-¿Qué le plantean a la gente en esta misión?
-DIEGO: Lo primero ha sido conocernos, vamos a estar tres años compartiendo con la gente, llevando la Buena Noticia del Evangelio, estar con ellos. A veces es necesario solamente escucharlos, otras veces es necesario una palabra de aliento, hacer un lectura, bendecir las casas.
Eso lo hacemos en la mañana, y en la tarde la idea es participar en los talleres. Ahí va la parte de nuestro lema que es Vengan y Vean. Saben que están los misioneros, pero que no se queden solo con eso, sino que vengan y vean lo que es la misión, los talleres y con ellos profundizar un poco más en la lectura del día.

-¿Qué grado de religiosidad han encontrado?
-MIGUEL: La gente de la comunidad lleva muchos años en la Parroquia. En las casas que hemos ido a visitar la gente tiene fe, la gente cree, a veces con más participación y a veces con menos participación en la comunidad parroquial, pero lo que podemos ver es que, sin ninguna excepción, esa gente agradece la visita de los misioneros.
Son personas que quieren creer, quieren conocer a un Jesús liberador, un Jesús de misericordia.
Eso es lo que intentamos anunciar, por lo tanto, la gente que hemos visitado –sean católicos o no- han mostrado un gran interés en poder conocer una fe que propone un modo de ser felices.

-¿Cuál es el mensaje que pueden resumir, dirigido fundamentalmente a los jóvenes?
-GUADALUPE: Que confíen en ellos, que confíen en sus sueños, que vengan y vean a este Cristo que nos está buscando.

-DIEGO: Me sumo a ese mensaje de Guada y agrego que se insiste con que la juventud está perdida, pero creo que en Trinidad hemos conocido lo contrario. La juventud en este lugar no está perdida; hay más de 30 jóvenes participando en los talleres, así que, como dice el Papa Francisco, que salgan y hagan ruido, se manifiesten y crean en Jesús.

-¿Qué es lo que has vivido estos días en Trinidad?
-PADRE NACHO: Lo que me ha tocado en la Parroquia de Luján es ver una Iglesia de puertas abiertas. Como nos reciben a nosotros los misioneros, recibe día a día, fin de semana a fin de semana, una gran variedad de personas –niños, jóvenes, adultos- y de actividades.
A mí me pasa como párroco que también uno tiene que generar actividades donde se facilite el encuentro con Jesús. Y esas actividades de catequesis, de rumbear la palabra de Dios, de salir al servicio, lo que hacen los Vicentinos, lo que hacen las Hermanas, todo eso genera una atracción en la comunidad que quiere estar, que quiere sentirse parte.
Entonces, me he encontrado con eso, con una Iglesia de puertas abiertas y también con un énfasis más diocesano de ser una Iglesia Misionera.
Ese esfuerzo de sumarse a tantas actividades de misión, antes fue con los Oblatos y ahora venimos nosotros de la Red Juvenil Ignaciana, con el deseo de sumar a la comunidad entera a que salga a misionar.
Nos ha tocado salir mucho con los adolescentes y con los jóvenes de esta comunidad parroquial, y vemos cómo encaran estos pibes la misión, con experiencias como la de las Hermanas Pobres Bonaerenses del Colegio San José y con otras experiencias, con la misma fe, con el mismo deseo de salir a las casas para disfrutar de esa sintonía de querer anunciar a Jesús.



ICM TV el canal web de la Iglesia Católica de Montevideo hizo un informe de la salida en Montevideo de la Misión San Francisco Javier. Junto a otras noticias, la experiencia misionera de los jesuitas se puede ver desde el minuto 9

2017 02 24 – ICM noticias from Iglesia Católica Montevideo on Vimeo.

Artículo anterior

Miércoles de Ceniza: Comienzo de la CUARESMA

Próximo artículo

Inauguran etapa de obras en el Colegio San José de Libertad