Home»ECILDA PAULLIER»Institución de Ministerios Laicales en la Parroquia de Ecilda Paullier

Institución de Ministerios Laicales en la Parroquia de Ecilda Paullier

Mons. Arturo Fajardo instituirá el Domingo 28 de julio 12 ministros laicos en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Ecilda Paullier. La celebración será a las 11 horas en el templo parroquial y será concelebrada por el párroco de la Parroquia de Ecilda Paullier, el P. Marco Antonio Jorquera.

Los ministerios laicales son servicios concretos confiados o delegados a los fieles laicos, varones o mujeres, a los que el Obispo, a sugerencia de las comunidades y del párroco, instituye por un tiempo limitado y para una comunidad determinada.

En la Parroquia de Ecilda Paullier, se instituirán laicos en el Ministerio de la Palabra, de la Eucaristía, de la Esperanza, de la Catequesis, de la Animación de las celebraciones, responsables de la colecta y la sacristía.

El documento conclusivo de la V Conferencia de Obispos de América Latina y del Caribe en Aparecida, refiriéndose a los ministerios laicales, agrega: “Los laicos también están llamados a participar en la acción pastoral de la Iglesia, primero con el testimonio de su vida y, en segundo lugar, con acciones en el campo de la evangelización, la vida litúrgica y otras formas de apostolado según las necesidades locales bajo la guía de sus pastores. Ellos estarán dispuestos a abrirles espacios de participación y a confiarles ministerios y responsabilidades en una Iglesia donde todos vivan de manera responsable su compromiso cristiano…”

Los ministros que serán instituidos son: Zully Acevedo, María Milka Hernández, Olga Irrazábal, Lourdes Kauffmann, Oscar Kauffmann, Julia María León, Antonio Martínez, Rose Marie Porley, Mariela Salaberry, Helen Serra, Teresa Sosa y Rosa Berriel.

En su reciente Carta Pastoral “Effatá. Ábrete. Hacia una Reconfiguración Pastoral, Mons. Arturo Fajardo expresaba:  “Nos alegra el surgimiento de vocaciones sacerdotales, diaconales, religiosas y de laicos que se comprometen en los distintos ministerios y servicios, pero también nos desafía cómo acompañar las nuevas vocaciones en el tiempo desafiante y complejo que vivimos”.