Home»GONZALEZ»Parroquia organiza un homenaje a las maestras de Estación González

Parroquia organiza un homenaje a las maestras de Estación González

homenaje_maestras_gonzalez

Sábado 17 de octubre. 20 horas.
Las raíces de nuestro pueblo y de su escuela

La Parroquia Inmaculada Concepción y San Juan María Vianney de Estación González prepara un homenaje “en vida” a las maestras rurales que en tiempos pasados han dejado su “huella” como docenes en la localidad rural que se ubica en el kilómetro 112 de la ruta 23.

Esta actividad se enmarca en el bloque de la Misión Diocesana: “Nuestros padres nos contaron…”. En esta experiencia misionera que toda la Diócesis está viviendo, la que se inspira en las Santas Misiones Popluares y que en esta etapa busca “rescatar nuestras raíces, valorar personas y organizaciones, recordar acontecimientos, visitar lugares, agradecer todo lo que favoreció la vida del pueblo” (Tríptico 2).

Recordando “lo que nuestros padres nos contaron”, es que la Parroquia de Estación González organizan esta actividad para conocer las raíces de la Escuela y reconocer el trabajo de tres maestras: Alba Pérez, Graciela Battaglino e Inés Fernández, docentes que han pasado por la Escuela Nº 56, escuela rural de Estación González. El merecido homanaje a estas maestras será el sábado 17 de octubre a las 20 horas en el salón de la Parroquia de Estación González. Estas maestras dedicaron muchos años de su vida al trabajo con niños y adolescentes de Estación González, los cuales provenían del mismo poblado y de numerosas zonas de la campaña.

En este homenaje especial, la comunidad invita y convoca a todos los que vivieron en el tiempo de estas maestras en Estación González, padres, ex-alumos, familias, allegados y amigos de la escuela. Habrá una exposición de fotos, revivirán un día de clases de aquellos años, bailarán el pericón nacional, entre otras actividades que ha organizado.

Se cuenta con el apoyo de la discoteca “Mixes Discoteque”. Durante los festejos habrá servicio de bar y cena.


Historia de la escuela Nº 56

Al principio la escuela estaba a la salida del pueblo, hacia el sur. Luego se trasladó a la zona noroeste del pueblo y es donde Doña Claudia Tappia de Arborella, que fue una directora muy visionaria y emprendedora, promovió  en la Escuela Nº 56, que  era escuela-granja, la existencia de talleres de carpintería, herrería, corte y confección, crochet, bordados a mano y a máquina. La huerta proveía todas las hortalizas para el comedor. Había un establo donde se criaban cerdos, conejos, gallinas. Se hacían dulces y conservas para todo el año. Tenían colmenas y producían su propia miel. Contaban con tres peones, una cocinera y un auxiliar de servicio. La escuela tenía también una “calesita” que todavía funciona. Muchos la llamaban “la escuela de la calesita”.