Home»LUJAN»[ENTREVISTA] Jornada Nacional de la Juventud en la Parroquia Nuestra Señora de Luján en Trinidad

[ENTREVISTA] Jornada Nacional de la Juventud en la Parroquia Nuestra Señora de Luján en Trinidad

slide_asesores_pj_ecos

150 jóvenes de nuestra Diócesis compartieron dos jornadas de intercambio y de servicio a la comunidad

Como se había anunciado, el sábado 2 y domingo 3 la Parroquia Nuestra Señora de Luján fue la sede de una nueva Jornada Nacional de la Juventud Diocesana, en la que participaron unos 150 chicos provenientes de localidades de la Diócesis de San José y Flores. El mal tiempo impidió realizar algunas actividades proyectadas al aire libre, pero igualmente hubo mucho entusiasmo y alegría en las dos jornadas desarrolladas. El encuentro se llevó a cabo coincidiendo con los 55 años de fundación de esta Parroquia, ubicada en el Barrio Independencia de Trinidad y cuando se van a conmemorar los 25 años de la Pascua del Padre Juan Pécora, el primer párroco de Nuestra Señora de Luján.

ECOS REGIONALES dialogó con el equipo organizador de la Jornada de la Pastoral Juvenil Diocesana, Nicolás Calero y Eva Pérez de San José y Laura Hernández de Capurro, localidad del departamento maragato.

Nicolás admitió que es su propia vida la que le anima a impulsar estas actividades de servicio a los jóvenes, para cuya organización está delegado por el Obispo Mons. Arturo Fajardo, de la misma forma que Eva y Laura.

“Dentro de esas actividades está lo que se llama la Jornada Nacional de la Juventud, tocando este año en esta Parroquia de Luján con el lema Dame de esa Agua, como dice el Evangelio el encuentro de la Samaritana con Jesús, un encuentro que para todos nosotros en un momento de nuestras vidas fue eso, un cambio rotundo, fue algo que nos salvó, que nos curó, que nos dio de beber. Por eso, desde nuestra juventud estamos aquí hoy, con unos añitos de más, compartiendo esta jornada con nuestra familia que nos acompaña”, expresó.

Eva, que es también parte del equipo de asesores, manifestó que “todas estas cosas me movilizan muchísimo y me llenan de alegría. Pero lo que más me llena de satisfacción es ver cómo aumenta año a año el número de jóvenes que nos acompañan, que se anima a empezar un camino de búsqueda de Dios. Eso es lo que más me anima, sabiendo que todavía hay mucho por hacer, que la Pastoral Juvenil, no solo la Diocesana sino la Nacional, tiene mucho por caminar, mucho por pensar”.

“Es un desafío enorme que nos hayan pedido estar por este tiempo en este lugar, pero con muchas ganas de acompañar, pensar y contarle a los gurises lo bueno que ha sido encontrarnos con Dios en nuestra vida, en particular en mi vida, que ha hecho la diferencia, pudiéndome así sentir caminando hacia la felicidad”, afirmó.

“Hoy vemos el patio de la Parroquia de Luján desbordado de jóvenes, llegaron unos 130 jóvenes y ojalá sean multiplicadores en los lugares de donde vienen, para que se sumen cada vez más jóvenes. Jóvenes que sepan encontrarle un verdadero sentido a la vida, que peleen y luchen por la vida”, reflexionó Eva Pérez.

LOS JÓVENES CON GANAS DE SER PARTÍCIPES
IMG_5865
Laura Hernández recordó que hace muchos años trabaja en la Pastoral Juvenil, primero como joven y luego como animadora, y ahora como asesora en este proyecto destinado a acompañar a la juventud.

“El aporte que podamos dar es que se dé una fe con alegría, demostrando que somos jóvenes que creemos. Los jóvenes tienen muchas ganas de ser partícipes de, y este tipo de instancias los pone a ellos como centro, sintiendo que sirven a su comunidad y a otros chicos”, manifestó Laura.

“Los jóvenes son una materia prima en potencia; hay que saberlos acompañar”, destacó, al responder una pregunta acerca de que muchas veces los mayores cargan a los jóvenes con las culpas de lo malo que le ocurre a nuestra sociedad.

Eva intervino para señalar que “esas cosas que pasan lamentablemente muchas veces son responsabilidad nuestra, de los adultos que no los hemos podido acompañar, que no hemos podido ayudar a que esos jóvenes encuentren el modo de vivir feliz, valorando y respetando al de al lado”.

“Uno escucha mucho eso de culpar a los jóvenes, y hasta uno mismo en un momento de enojo puede tratar de arrinconarlos y decir que están perdidos. Jesús, la vida, han demostrado todo lo contrario y por eso uno sigue apostando por este tipo de actividades. En realidad hay muchos jóvenes que no son de esos de los que hablamos, lo que pasa es que tal vez sea de quienes menos sabemos, de los que la gente se entera menos”, expresó por su parte Nicolás.

“Debemos llegar a esos jóvenes que hacen ruido, que molestan a lo que para nosotros son parámetros sociales. Como decía Eva, en esos jóvenes hay una falta de la sociedad, de sus padres, de nosotros mismos. Porque es muy fácil siempre mirar a los otros, y mi pregunta es siempre: ¿Qué podría haber hecho yo por ese joven que cayó en ese pozo? Esa pregunta sirve para impulsarme a todo lo otro. Es muy fácil buscar culpas, y las debe haber, pero yo también puedo hacer algo. Está bueno ir planteándoselo; Jesús te invita a esto, a estar siempre en la entrega”, expresó Nicolás.

¿HAY PÉRDIDA DE VALORES?
Ante esta pregunta, Eva respondió que “esa frase hecha y tan popular tiene algo de fuerza. Creo que nos hemos dejado ganar por el mundo que nos rodea, un mundo consumista que propone cada vez más y más, y que parece que el ser tiene mucho con el tener. Y en esa búsqueda de tener nos olvidamos del ser. Creo que ahí perdemos valores, pero no podemos decir que la pérdida de valores está dada por la juventud que tenemos”.

“Esto es una cuestión de todos; siendo que en este tiempo estamos como queriendo darnos un parate en esto de revisar, de volver a lo que es esencial, a lo que es importante, para reencauzar lo andado”, reflexiono Eva.

“También tengo la esperanza profunda de que esto sin dudas puede mejorar, puede cambiar, porque lo esencial lo tenemos, capaz que medio dormido, que es el amor. Es un amor que no se sostiene solo, sino que se sostiene con Dios”, destacó.

Finalmente Laura valoró la presencia de los jóvenes participantes en la Jornada de la Juventud, que permitieron realizar actividades “muy vivenciales y alegres. Ha habido no solo jóvenes, también niños y una comunidad que ha acompañado mucho, lo que es muy importante”.

DEL CURA PÁRROCO PADRE GABRIEL RAINUSSO
Al término de la Jornada el cura párroco de la Parroquia “Nuestra Señora de Luján”, Gabriel Rainusso, trasmitió su mensaje:

Damos gracias a Dios, a la Diócesis en la persona del Obispo Mons. Arturo Fajardo, a los Asesores de Pastoral Juvenil y a sus delegados que eligieron a la parroquia como sede de la Jornada de la Juventud.

Gracias a los grupos de jóvenes de la parroquia que trabajaron mucho y coordinaron esfuerzos con la Parroquia de la Santísima Trinidad y la Comunidad Educativa del Colegio-Liceo San José.

Fue una hermosa movida juvenil que dio un bonito intercambio de dones y de experiencia entre los jóvenes y los servicios que brindaron en la ciudad de Trinidad. Fue también muy enriquecedor para las familias que recibieron jóvenes ese tiempo compartido. Y el broche de oro fue la Misa final y el fogón realizados en el templo parroquial, dado las inclemencias del tiempo en ese momento.


Agradecemos la nota a Ricardo López, periodista de ECOS Regionales @RegionalesEcos

Portada de la edición Nro. 2183, martes 05/09/17, del periódico #EcosRegionales de Trinidad, Flores, ROU
Portada de la edición Nro. 2183, martes 05/09/17, del periódico #EcosRegionales de Trinidad, Flores, ROU
Artículo anterior

Reconocido sacerdote cordobés predicará retiro al presbiterio de San José y Florida

Próximo artículo

P. Rossi durante los Ejercicios Espirituales al presbiterio de San José y Florida