Home»NOTICIAS»Bendición del Repositorio de Agua Bendita en la Parroquia Santísima Trinidad

Bendición del Repositorio de Agua Bendita en la Parroquia Santísima Trinidad

Bendición del Repositorio de Agua Bendita (1807)

Al final de la celebración de la Santa Misa de este Domingo 27 de diciembre de 2020, Fiesta de la Sagrada Familia, la cual fue celebrada sin la presencia física de fieles y transmitida a través de Facebook live, se bendijo el histórico Repositorio de Agua Bendita que data del 1807 y que fue emplazado a la entrada del templo de la Santísima Trinidad en la capital del departamento de Flores. Fue donado y traído de la Estancia Santa Elena (Cardona) a la Parroquia Santísima Trinidad (Flores).

Compartimos las palabras de la Sra. Inés Amy, integrante de la Comisión de Cultura de la Parroquia Santísima Trinidad y directora del Coro Parroquial, además de la bendición del P. Sergio Pinto, párroco de la Parroquia.

Compartimos la investigación: Verónica Pérez. Compaginación: María Inés Amy. Diseño: Federico Martella de un tríptico que se ha distribuido con la historia de este repositorio que fue emplazado en la Parroquia Santísima Trinidad.

DE ESTANCIA SANTA ELENA (1820) A PARROQUIA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD (2020)
El esfuerzo de Juan Jackson primero y de Alejandro Gallinal después, hicieron de Santa Elena un establecimiento notable, tanto por sus edificios como por la calidad de sus ganados.

La misma está ubicada en Cardona, departamento de Soriano, sobre la estación Juan Jackson, siendo su extensión original de 13.000 hectáreas.

Esta Estancia, desde principios del siglo XX, empieza a trabajar con un gran empuje en la cría de ganado vacuno y en época de los Jackson, el que predominaba era el ovino. Es aquí, que comienza la Cabaña Hereford de la Estancia Santa Elena, que alcanzará un excelente nivel de producción ganadera.

Pero, además, “Santa Elena” se destaca por sus magníficos edificios.

La Residencia Principal cuenta con 13 dormitorios, un mirador al frente y galerías que la rodean en todo el exterior. Además de una hermosa Capilla con su campanario, que se alza majestuoso en el patio. Se trata de una amplia construcción, con capacidad para 200 personas, dos confesionarios y un órgano. Y fueron refaccionados sus techos, con madera proveniente del Estadio Centenario.

Hasta hace unos 30 años, en “Santa Elena” se llevaban a cabo las misiones, administrando los sacramentos a los habitantes de la zona. El tema religioso vuelve a repetirse en dos imágenes de Cristo ubicadas en el patio y una imagen de Santa Elena en el parque.

REPOSITORIO DE AGUA BENDITA
En esta Capilla de tan rica historia y que hoy en día está abandonada, fue encontrado por parte del Señor Horacio Martínez Arregui, este Repositorio de Agua Bendita, tan delicado como valioso. Surge entonces en él, la idea – casi un sueño- de poder trasladarlo a la Parroquia de la Santísima Trinidad, para disfrute de los floresinos y asiduos visitantes de todo el país.

Para hacer realidad ese proyecto, el Señor Horacio junto al Párroco Sergio Pinto, realizan una serie de gestiones ante el Cr. Carlos O’Brien, administrador de la Estancia y al cabo de unos meses les comunican que se contaba con la autorización solicitada, para ser retirado de su sitio original y emplazado en nuestra Parroquia. Como su estado no era el mejor, por el paso del tiempo, Horacio Martínez se hizo cargo de su restauración, a través del Sr, Monagas, quien le puso una pátina de oro en la cruz y lo refaccionó, volviendo a adquirir todo el esplendor de su belleza original.

El Párroco Sergio Pinto, considera esta donación, un aporte valioso al Patrimonio cultural y religioso del departamento de Flores y especialmente para la Parroquia de la Santísima Trinidad.

Tríptico